DASM Escuela de Apologetica online

DASM Escuela de Apologetica online

 

collage de fotos challenge para PROMOVER EN REDES

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Tomado de
José M. Bover
Teología de San Pablo
BAC, Madrid, 1967, pp. 461-469.

"Pío XII fue un hombre santo y bueno, un heroico defensor y protector de los judíos durante la Segunda Guerra Mundial". Lo siguiente es un extracto de "The Defamation of Pius XII" (St. Augustine Press).

Eugenio Pacelli fue electo Papa en 1939, tomó el nombre de Pío XII, y reinó por casi 20 años hasta su muerte en 1958. Como el Vicario de Cristo sobre la Tierra y el sucesor de San Pedro, la tarea principal del Papa es evangelizar al mundo. Dios amó tanto al mundo que envió a su Hijo Único para salvarlo de sus pecados: éstas son las buenas nuevas en las que la Iglesia fue formada para difundirlas. El Santo Padre es primariamente un líder espiritual, pero al igual que Dios se encarnó en Jesús, la Iglesia está en el mundo, aunque no pertenece a él. Así que no es una cuestión pequeña que el papado de Pío XII tomó lugar durante la Segunda Guerra Mundial y continuó durante la Guerra Fría que creció entre los Aliados que derrotaron a Hitler y los poderes del Eje

 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Tomado de
José M. Bover
Teología de San Pablo
BAC, Madrid, 1967, pp. 461-469.

El vilipendio de Pío XII ha resurgido una vez más, azuzado por un nuevo torrente de literatura inflamatoria, proveniente en su mayor parte de entre los enemigos de la Iglesia. Los críticos de su papado reclaman que Pío XII trabajó lado a lado con Hitler y con el Tercer Reich. Si hubiera levantado la voz en contra de las atrocidades nazis, dicen ellos, quizás se hubiera podido detener el Holocausto, la muerte de millones de judíos y de otros grupos a manos de los nazis.

 

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Tomado de
José M. Bover
Teología de San Pablo
BAC, Madrid, 1967, pp. 461-469.

"He dicho que Pío XII da la impresión de ser un hombre esperando con paciencia su martirio. Ya ha escapado de él a duras penas. En su coronación se le oyó al embajador de Alemania: "Muy emocionante, muy bonita, pero será la última" y el momento llegó durante la guerra, bajo la ocupación alemana, cuando se esperaba el fin. Se dijo que Hitler había proferido la amenaza de arrasar el Vaticano hasta los cimientos, y desde luego es cierto que el administrador recibió un día órdenes de "el de ahí arriba" para elaborar un plan para convocar instantáneamente a los embajadores de las grandes potencias en San Pedro, de forma que el Papa, si fuera necesario, pudiese hacer un anuncio de extrema importancia. Pero la amenaza de muerte o exilio pasó: la orden fue anulada. Ahora el peligro amenaza otra vez..."

 

Libros recomendados

Please update your Flash Player to view content.