Imprimir
Visto: 140

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Por: Richbell Meléndez

 

Escuela de Apologética:

https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/

 

San Jerónimo de Estridón, reconocido por ser el traductor de las Escrituras al latín y considerado el santo patrono de los traductores bíblicos fue un Padre y Doctor de la Iglesia Católica quien dejó constancia de la importancia de estar en comunión con el sucesor del apóstol San Pedro. En este artículo, he decidido compartir algunos extractos que he podido tomar de sus cartas que revela parte de la enseñanza que él recibió y aceptó de parte de la Iglesia.

 

LA ESCRITURA ES DIFÍCIL DE INTERPRETAR

 

“caerás en la cuenta de lo difícil que es entender la divina Escritura, sobre todo los profetas; y cómo, por torpeza de los traductores, lo que en el original fluye en purísimo discurso, en nuestros textos es un cúmulo de errores.” (Epístola 48, 4 A Panmaquio)

 

LOS HEREJES INTERPRETAN MAL LA ESCRITURA

 

“el sentido de la Divina Escritura es sin género de duda muy distinto del que él fuerza con maligna interpretación en favor de su herejía. Es lo mismo que hacen los maniqueos y gnósticos, los ebionitas y secuaces de Marción y otras herejías en número de ochenta, todos los cuales, tomando sus textos de la fuente purísima de las Escrituras, no los interpretan en el sentido en que fueron escritos, y pretenden que el sencillo lenguaje de la Iglesia signifique lo que ellos piensan.” (Epístola 51, 4 Carta de Epifanio a Juan de Jerusalen)

 

LEE LAS ESCRITURAS Y DA RAZÓN DE TU FE

 

“Lee muy a menudo las Divinas Escrituras, o mejor, nunca el texto sagrado se te caiga de las manos. Aprende lo que has de enseñar. Manténte firme en la palabra fiel, conforme a la doctrina, para que seas capaz de exhortar con doctrina sana y convencer a los contradictores (Tit 1, 9). Persevera en lo que has aprendido y te ha sido confiado, pues sabes de quién lo has aprendido (2 Tim 3, 14), siempre dispuesto a dar satisfacción a todo el que te pidiere razón de la esperanza que hay en ti (1 Pe 3, 16). Que tus obras no desautoricen tus palabras, pues te expones a que cuando hables en la iglesia alguien te replique para sus adentros: «Entonces, ¿por qué no haces tú mismo lo que dices?».” (Epístola 52, 7 A Nepociano)

 

LOS OBISPOS Y LOS PRESBÍTEROS SON FIGURAS DE AARÓN Y SUS HIJOS

 

“En cuanto a ti, en una misma persona tienes que respetar diversos títulos: el de monje, el de obispo y el de tío. Pero sepan también los obispos que son sacerdotes y no amos. Honren a clérigos como a clérigos, para que también a ellos los tengan los clérigos deferencia como a obispos. (…) Lo que fueron Aarón y sus hijos, sepamos que eso son el obispo y sus presbíteros. Uno solo es el Señor, uno solo el templo, uno solo sea también el ministerio.” (Epístola 52, 7 A Nepociano)

 

SE PUEDE BEBER MODERADAMENTE

 

“Huye de todo lo que embriaga y trastorna el juicio lo mismo que del vino. No digo esto con intención de condenar lo que Dios ha hecho, puesto que el mismo Señor fue llamado bebedor de vino (Mt 11, 19) y a Timoteo, que sufría del estómago, se le permite beber un poco de vino (1 Tim 5, 23); lo que pido es moderación.” (Epístola 52, 11 A Nepociano)

 

SE NECESITA UN GUIA PARA ENTENDER LAS ESCRITURAS

 

“no podrás entrar en las Escrituras santas sin un guía que vaya por delante mostrándote el camino. No voy a hablar de los gramáticos, retóricos, filósofos, geómetras, dialécticos, músicos, astrólogos, médicos, cuya ciencia es provechosísima a los mortales y se divide en tres partes: la doctrina, el método y la experiencia. Pero sí que me fijaré en las artes menores, que no se rigen tanto por el espíritu cuanto por la destreza de las manos. Los labradores, albañiles, carpinteros, herreros y ebanistas, los tejedores y aun los bataneros y demás, que fabrican un variado mobiliario y modestos objetos, no pueden sin maestro llegar a ser lo que desean ser. «Lo que atañe a los médicos, lo resuelven los médicos; los carpinteros entienden de carpintería» (HORACIO, Ep. II 115,117.).” (Epístola 53, 6 A Paulino)

 

JUDIT (DEUTEROCANÓNICO) CITADA COMO EJEMPLO

 

“Leemos de Judit —si alguno tiene a bien aceptar como canónico este libro— que fue una viuda consumida por los ayunos y afeada por el vestido de luto, que no lloraba a su marido muerto, sino que con el desaliño del cuerpo buscaba la venida del esposo.” (Epístola 54, 16 A Furia)

 

ES VÁLIDO PARAFRASEAR TEXTOS DE LA ESCRITURA

 

“Vayamos al apóstol Pablo. Escribe a los corintios: Si lo hubieran conocido, jamás habrían crucificado al Señor de la gloria. Pero como está escrito: ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni al corazón del hombre llegó lo que Dios preparó para los que lo aman (1 Cor 2, 8-9). En este pasaje suelen algunos seguir los delirios de los apócrifos y dicen que la cita está tomada del Apocalipsis de Elias, siendo así que en Isaías se lee según el texto hebreo: Jamás oyeron ni con oídos percibieron. El ojo no vio, ¡oh Dios!, fuera de ti, lo que has preparado para los que te esperan (Is 54, 4 según el texto hebreo). Esto lo tradujeron de modo muy distinto los Setenta: Jamás hemos oído, ni nuestros ojos vieron otro Dios fuera de ti; y tus obras son verdaderas, y harás misericordia con los que te esperan. Vemos, pues, de dónde el Apóstol tomó el testimonio, y, sin embargo, no expresó palabra por palabra, sino que indicó «parafrásticamente» el mismo sentido con otras palabras. En la carta a los romanos, el mismo bienaventurado Apóstol, tomando un texto de Isaías, dice: He aquí que pongo en Sión una piedra de tropiezo y una roca de escándalo (Rom 9, 33). Discrepa de la traducción antigua y, sin embargo, concuerda con la verdad hebraica. Efectivamente, en los Setenta el sentido es contrario: No iréis a chocar como a una piedra de tropiezo ni como a una roca de caída (Is 8, 14 según los LXX). Pero el apóstol Pedro, coincidiendo con los hebreos y con Pablo, puso: Mas para los que no creen, piedra de tropiezo y roca de escándalo (1 Pe 2, 7). De todo ello resulta evidente que, en la interpretación de las Escrituras antiguas, los apóstoles y los evangelistas no buscaron tanto las palabras cuanto el sentido, y no se preocuparon gran cosa de la construcción ni de los términos, siempre que las cosas eran claras de entender.” (Epístola 57, 9 A Panmaquio)

 

LO IMPORTANTE ES EL SENTIDO DE LA DOCTRINA NO ACERTAR EN LAS PALABRAS

 

“Dios nos libre de decir eso de quien fue seguidor de Cristo y no se preocupaba de acertar en las palabras y menos en las sílabas, sino de fijar el sentido de la doctrina.” (Epístola 57, 7 A Panmaquio)

 

ANTIGÜEDAD DE LA SEPTUAGINTA

 

“con todo derecho la versión de los Setenta ha prevalecido en las Iglesias, bien porque es la primera y que corrió ya antes de la venida de Cristo, bien porque fue utilizada por los apóstoles, aunque sólo en lo que no discrepa del hebreo.” (Epístola 57, 11 A Panmaquio)

 

EL APOCALIPSIS NO DEBE INTERPRETARSE CARNALMENTE

 

“Respecto de Enoch y de Elias, de quienes el Apocalipsis refiere que han de venir y que morirán, no es éste el momento de hablar de ellos, ya que, según creo, todo este libro debe ser interpretado espiritualmente, pues de lo contrario, si nos atenemos a una interpretación carnal, habrá que dar fe a las fábulas judaicas de que Jerusalén volverá a edificarse y se ofrecerán víctimas en el templo, y que, por decadencia del culto espiritual, prevalecerán las ceremonias carnales.” (Epístola 59, 3 A Marcela)

 

DEFENSA DEL USO DE LOS TEXTOS DE ORÍGENES

 

“este hombre ha interpretado bien las Escrituras en muchos puntos, ha explicado cosas oscuras de los profetas, y ha desvelado los más elevados misterios tanto del Nuevo como del Antiguo Testamento. Si pues he traducido lo bueno y he recortado o corregido o callado lo malo, ¿se me acusará de que los latinos conozcan lo bueno de él, e ignoren lo malo?” (Epístola 61, 2 A Vigilancio)

 

NO HAY QUE NEGAR LO BUENO DE LOS HEREJES NI DE ORÍGENES O TERTULIANO

 

“No hay que negar lo bueno de los adversarios (si realmente tienen cosas valiosas), ni alabar los vicios de los amigos. Cada cosa se ha de juzgar no en razón de las personas, sino de la realidad. Se puede criticar a Lucilio por su métrica incorrecta; pero hay que alabar su sal y su gracia (HORACIO, Sat. I 10,lss.).” (Epístola 84, 3 A Panmaquio y Oceano)

 

MARÍA ES SALUDADA COMO “LLENA DE GRACIA”

 

“También Santa María, por haber concebido a aquel en quien habita corporalmente toda la plenitud de la divinidad (Col 2, 9), es saludada como llena de gracia.” (Epístola 65, 9 A la Virgen Principia)

 

MARIA ES EXALTADA POR SAN JERÓNIMO

 

“En cuanto a nosotros, imitemos mejores ejemplos. Ponte ante los ojos a la bienaventurada María, que fue de tal pureza que mereció ser madre del Señor. Cuando el ángel Gabriel descendió a ella en figura de varón y le dijo: Dios te salve, llena de gracia, el Señor contigo (Lc 1, 28).” (Epístola 22, 38 A Eustoquia)

 

CRISTO ES RECONOCIDO COMO DIOS

 

“Y a ti, señor verdaderamente santo y padre beatísimo, a ti que te acuerdas de mí, te ilumine Cristo nuestro Dios y te proteja el Omnipotente.” (A Aurelio, obispo de Cartago 3)

 

“Que Cristo, Dios omnipotente, nos conceda por sus oraciones que volvamos a estar unidos no bajo un nombre aparente de paz, sino con un amor verdadero y fiel; que no nos destruyamos mutuamente mordiéndonos unos a otros. (Gal 5, 15).” (Epístola 82, 11 A Teofilo)

 

RECOMIENDA LEER LOS TEXTOS DE LOS PADRES DE LA IGLESIA

 

“Después de las Santas Escrituras, lee los tratados de los hombres doctos, pero sólo de aquellos cuya fe es conocida. No tienes por qué buscar oro entre el barro: a costa de muchas perlas, cómprate la única perla. Como dice Jeremías (Jer 6, 16), párate a la salida de muchos caminos, para que puedas llegar a aquel camino que lleva al Padre. El amor a los collares a las gemas y a los vestidos de seda traspásalo al conocimiento de las Escrituras. Entra en la tierra de promisión, que mana leche y miel, come la flor de harina y el aceite, vístete como José de vestidos de colores; que tus orejas, como las de Jerusalén, sean perforadas por la palabra de Dios, para que de ellas pendan los granos preciosos de nuevas mieses. Ahí tienes al santo varón Exuperio, de edad y de fe probadas, que te puede instruir a menudo con sus consejos.” (Epístola 54, 11 A Furia)

 

USO DE LA AUTORIDAD DE LAS ESCRITURAS PARA REFUTAR

 

“Hace dos años publiqué unos libros contra Joviniano, en los que con la autoridad de las Escrituras pulvericé las tesis de mis adversarios, que se apoyaban en los pasajes donde Pablo concede las segundas nupcias. No es necesario escribir las mismas cosas íntegramente, pudiendo tú misma pedir prestados esos escritos.” (Epístola 54, 18 A Furia)

 

EL BAUTISMO COMO EL NUEVO NACIMIENTO

 

“Se me acabaría el día si quisiera reunir de las Escrituras santas todo lo que se refiere al poder del bautismo y exponer los misterios del segundo nacimiento o, mejor, del primero en Cristo. (Epístola 69, 7 A Oceano)

 

EXPLICACIÓN DEL TEXTO “MARIDO DE UNA SOLA MUJER”

 

“Lo que dice, marido de una sola mujer, se puede explicar también de otro modo. El Apóstol procedía del judaismo; la primitiva Iglesia se fue reuniendo de las reliquias de Israel. Conocía lo que estaba concedido por la ley; por el ejemplo de los patriarcas y de Moisés sabía que era normal en el pueblo el procrear hijos de varias mujeres, y los mismos sacerdotes tenían libertad para hacer uso de esa licencia manda, pues, que los sacerdotes de la Iglesia no pretendan esa misma libertad; que no contraigan a la vez dos o tres matrimonios, sino que tengan una sola mujer mientras ésta viva.” (Epístola 69, 5 A Oceano)

 

LOS OBISPOS OCUPAN EL LUGAR DE LOS APÓSTOLES

 

“Entre nosotros, los obispos detentan el lugar de los apóstoles” (Epístola 41, 3 A Marcela)

 

JESUS FUNDO LA IGLESIA SOBRE PEDRO

 

“el apóstol Pedro, sobre quien el Señor fundó la Iglesia,” (Epístola 41, 2 A Marcela)

 

REFUTACIÓN A LOS UNICITARIOS

 

“Nosotros atribuimos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, a cada uno individualmente, su propia persona, si bien los unimos en la sustancia; ellos, siguiendo la doctrina de Sabelio, reducen la Trinidad a las estrecheces de una sola persona.” (Epístola 41, 3 A Marcela)

 

EL AYUNO EN CUARESMA ES UNA TRADICIÓN DE LOS APÓSTOLES

 

“Nosotros, siguiendo la tradición de los apóstoles y con la unanimidad de todo el orbe, ayunamos una sola cuaresma;” (Epístola 41, 3 A Marcela)

 

CUAL ES EL PECADO IMPERDONABLE CONTRA EL ESPÍRITU SANTO

 

“La blasfemia llamada irremisible no se refiere a los que, violentados por las torturas y con las entrañas desgarradas por toda clase de suplicios, negaron al Señor, sino a quienes a pesar de ver en los milagros la mano de Dios, sin embargo, vociferan calumniosamente que son obra del demonio, y que todos los signos que se han hecho no tienen que ver con la magnificencia divina, sino con el diablo. De ahí que el Salvador mismo, en su respuesta, orienta toda su argumentación a demostrar que Satanás no puede ser expulsado por Satanás y que su reino no puede estar dividido contra sí mismo. “(Epístola 42, 1 A Marcela)

 

LA SÁBANA SANTA, EL SUDARIO Y LA VENERACIÓN DE LUGARES Y OBJETOS SAGRADOS

 

“En otro tiempo veneraban los judíos el sancta sanctorum, porque allí estaban los querubines, el propiciatorio, el arca de la alianza, el maná, la vara de Aarón y el altar de oro. ¿Y no te parece a ti más venerable el sepulcro del Señor? Cuantas veces entramos en él, otras tantas contemplamos al Salvador, que yace envuelto en la sábana, y si nos detenemos allí un instante, de nuevo vemos al ángel sentado a sus pies, y el sudario plegado junto a la cabecera.” (Epístola 46, 5 De Paula y Eustoquia a Marcela)

 

EXISTEN SANTOS EN LAS DEMÁS REGIONES

 

“no negamos que el reino de Dios está dentro de nosotros y que santos también los hay en las demás regiones; pero afirmamos con toda nuestra fuerza que aquí se congregan los mayores que hay en todo el orbe de la tierra.,” (Epístola 46, 10 De Paula y Eustoquia a Marcela)

 

ADORAR USADO COMO VENERAR

 

“adorar las cenizas a par de Juan Bautista, de Eliseo y de Abdías,” (Epístola 46, 13 De Paula y Eustoquia a Marcela)

 

VENERACIÓN DE LAS RELIQUIAS

 

“Si por todas partes veneramos los sepulcros de los mártires, nos aplicamos a los ojos sus santas cenizas, e incluso, si se nos permite, las tocamos también con los labios.” (Epístola 46, 8 De Paula y Eustoquia a Marcela)

 

Pudiera seguir citando más textos extraídos de las obras de San Jerónimo, pero por ahora solo les comparto estos que son las que he leído hasta el momento, a medida que mi lectura de las obras de San Jerónimo vaya creciendo, esta recopilación ira creciendo.

 

EVANGELIZA Y COMPARTE.


Si te quieres formar fuerte en la fe católica de una manera orgánica, inscríbete en la escuela de apologética online. Inscríbete en este momento en: https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/


 

Richbell Meléndez, laico católico dedicado a la apologética, colaborador asiduo de distintas páginas de apologética católica y tutor de la escuela de apologética online DASM.