Imprimir
Visto: 145

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 



Por: Richbell Meléndez


En esta segunda parte el diálogo se centrará en hablar de los últimos dogmas marianos proclamados por la Iglesia: la inmaculada concepción y la asunción de María a los cielos.

 

Evangélico: ¿Por qué ustedes los católicos creen que María fue una mujer sin pecado, lo que ustedes llaman Inmaculada Concepción? Si la biblia dice que todos pecaron (Rom 3, 23) y que hace a Dios mentiroso quien dice que no tiene pecado (1 Jn 1, 10)

 

Católico: Ciertamente los católicos creemos que María no tuvo pecados personales, pero la inmaculada concepción se refiere es a que ella fue preservada del pecado original por una gracia especial en atención a los méritos de Jesucristo como lo explica el Catecismo 491, aunque claro al no tener pecado original tampoco tuvo pecados personales y justamente de eso habla el texto de Rom 3, 23 y 1 Jn 1, 10 de pecado personales. Aún así no se puede tomar literalmente Rom 3 ya que la palabra “todos” no se puede tomar en sentido absoluto, porque no todos fueron privados de la gloria de Dios. Tenemos el caso de Enoc (Gn 5, 24) y Elías (2 Rey 2, 11) que fueron llevados al cielo. Además, Pablo al igual que Juan habla de pecados cometidos, no contraídos como el pecado original.

 

También el mismo Juan dice que quien permanece en Dios no peca (1 Jn 3, 6) mucho menos María que tuvo en su vientre al mismo Dios encarnado.

 

Evangélico: María no puede ser inmaculada sin pecado, porque ella misma reconoció que Dios era su salvador (Lucas 1, 47)

 

Católico: Claro que María reconoció a Dios como su salvador, porque lo fue. Pero Dios la salvo de forma distinta a nosotros. Un teólogo católico lo explica de esta manera: “Dios salva levantando al que cae, pero también no dejando caer.” A María la preservo del pecado original porque podría hacerlo (Jd 1, 23-24) esa es una forma de salvarla.

 

Evangélico: Si María fue inmaculada sin pecado, entonces sus padres también tuvieron que serlo.

 

Católico: No, la que fue elegida para ser la madre de Dios fue María y por eso es llamada “llena de gracia” (Lc 1, 28) y si vemos el texto en su lengua original junto a su contexto implica que María siempre estuvo llena de la gracia de Dios y el versículo 30 señala que la gracia la hallo María no sus padres. Santa Ana llevo en su vientre a María no a Dios.

 

Evangélico: Y en Lucas 2, 22-24 se dice que María tuvo que hacer una ofrenda para purificarse de su pecado

 

Católico: Con respecto a la ofrenda de María mencionada en Lc 2, 22-24 no prueba que María fuera pecadora, solo que cumplió con la ley de Lv 12, 6-7 ya que Jesús había nacido bajo la ley como lo dice Gal 4, 4. No porque ella necesitara purificarse de un pecado, sino para cumplir con la ley como también lo hizo Jesús cuando se bautizó no teniendo necesidad de ello (Mt 3, 13-15)

 

Evangélico: La asunción de María no aparece en la biblia. Se invento en 1950

 

Católico: El hecho de que algo no aparezca en la biblia de forma explícita no quiere decir que no lo haga de forma implícita. En este caso la Asunción de María se puede ver en la figura de María como la mujer de Ap 12. También podemos ver la Asunción en la tipología de María como el Arca de la Nueva Alianza considere el paralelo entre 2 Sam 6, 9 y Lc 1, 43. Ahora el Salmo 132, 8 también nos da una imagen de lo que sería la asunción de María como Arca de la Nueva Alianza ya que Ap 11, 19 está conectada con Ap 12

 

El mismo Martín Lutero creía que María fue asunta a los cielos.

 

“No cabe duda de que la Virgen María está en el cielo. Cómo ocurrió no lo sabemos.”

(Sermón, 1 de septiembre de 1522)

 

Mucho antes de 1950 ya el cristianismo lo creía. No se inventa en 1950, se proclama como dogma de fe.

 

Evangélico: En Apocalipsis 12 no se habla de María sino de Israel o la Iglesia

 

Católico: El texto de Apocalipsis 12 es multivalente tiene múltiples significados y uno de ellos se refiere a María madre de Dios como lo señala el versículo 5. Además, que se habla de una señal en el versículo 1 al igual que Is 7, 14.

 

Evangélico: Y en Juan 3, 13 se dice que nadie subió al cielo, sino que Jesucristo descendió del cielo.

 

Católico: Jesús lo que está diciendo es que nadie había ascendido al cielo en el momento que él dice esas palabras. No está negando que alguien haya subido al cielo por el poder de Dios (asunción) porque recordemos que Enoc y Elías fueron llevados al cielo. Así mismo María fuera asunta a los cielos. Juan usa ese texto para confirmar la divinidad de Cristo que venía del cielo no para negar la asunción de María a los cielos.

 

Finalmente, la Inmaculada Concepción y la Asunción de María están asociadas y no se puede entender uno sin el otro, ya que por el hecho de María ser preservada del pecado original, no sufriría la corrupción en la tumba (Gn 3, 17) y el Salm 15, 10 refiriéndose a Jesús confirma esto.  Estas verdades representan el cumplimiento de las promesas de Dios, para todos los cristianos que creemos que un día todos seremos resucitados en una forma gloriosa y luego arrebatados e inmaculados para estar con Jesús para siempre (1 Tes 4, 17-18).


EVANGELIZA Y COMPARTE.

Si te quieres formar fuerte en la fe católica de una manera orgánica, inscríbete en la escuela de apologética online DASM. Para más información comunícate por privado o por WhatsApp +1 602-295-9407 con uno de nuestros representantes quien te brindara toda la información que necesites al respecto.