DASM Escuela de Apologetica online

DASM Escuela de Apologetica online

 

collage de fotos challenge para PROMOVER EN REDES

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El padre Miguel D'Escoto, a quien el papa Francisco le rehabilitó la administración de los sacramentos, suspendidos en 1985, por el ya fallecido papa Juan Pablo II, dijo a medios oficialistas que la sanción aplicada por el santo pontífice, fue un abuso de autoridad. D'Escoto, de 81 años, recordó que cuando el Vaticano le aplicó la «suspensión a divinis» lloró y que entonces hubiese preferido lo ejecutaran. «Yo lloré con esa noticia. No por mí, sino por lo pequeña que se iba ver mi Iglesia, a la que yo tanto amo y le he dedicado mi vida», afirmó el cura revolucionario, que sigue ocupando un cargo de asesoría en el gobierno nicaraguense.

 

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

REDACCIÓN CENTRAL, 16 Sep. 13 / 01:20 pm (ACI).- Durante su habitual programa radial sabatino, el Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, abordó el tema del P. Gustavo Gutiérrez, el autor más conocido de la teología de la liberación, que la semana pasada fue recibido por el Papa Francisco tras gestiones del Arzobispo Gerhard Müller, actual Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Durante el programa, el Cardenal peruano insistió en que las obras de Gutiérrez debían ser corregidas, algo que él mismo había pedido al autor peruano en una conversación personal.

Las correcciones que el Arzobispo de Lima ha solicitado son reales y, en algún momento, el mismo Gutiérrez parecía aceptar que tales correcciones eran necesarias.

 

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El presidente de la Pontificia Academia para la Vida, monseñor Fisichella ya no tiene la confianza de una parte de sus miembros, a raíz de un artículo suyo con motivo del caso de la niña-madre brasileña a la que se obligó a abortar a los dos niños que había concebido.

Dentro de pocos días, del 11 al 13 de febrero, se reunirá en el Vaticano la pontificia academia para la vida, cuyo presidente es el arzobispo Salvatore Fisichella. La reunión se preanuncia tormentosa. Algunos miembros de la academia son críticos respecto a que Fisichella sea idóneo para presidirla. Entre ellos sobresale monseñor Michel Schooyans, belga, profesor emérito de la Universidad Católica de Lovaina, apreciado especialista en antropología, en filosofía política, en bioética. Es miembro de tres academias pontificias: la de ciencias sociales, la de santo Tomás de Aquino y - precisamente - la de la vida. El Papa Joseph Ratzinger lo conoce y lo aprecia. En 1997, como cardenal prefecto de la congregación para la doctrina de la fe, escribió el prefacio a un libro suyo: «L´Évangile face au désordre mondial».

 

Libros recomendados

Please update your Flash Player to view content.