Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

"Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis los unos a los otros como yo os he amado, que os améis mutuamente. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tenéis caridad unos para con otros".

 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Los seguidores de Jesús se preguntaron a menudo sobre quién era en realidad aquél hombre por quien lo habían abandonado todo y a quien habían estado siguiendo por Galilea y alrededores durante unos años. Los Evangelios reflejan los ecos de esa pregunta sobre la identidad de Jesús en diversos pasajes, de los que podemos extraer que, durante su predicación, unos lo consideraban como un profeta, otros como Juan Bautista resucitado, otros como el Mesías. La muerte en la cruz de Jesús suponía, en una primera percepción, el radical fracaso de todas aquellas expectativas; por eso los apóstoles abandonaron a Jesús y huyeron. Sin embargo, pocos días después de la muerte en la cruz, los seguidores de Jesús hallaron el sepulcro vacío y, a continuación, tuvieron diversos encuentros con el Resucitado. A la luz de la Resurrección la pregunta sobre la identidad de Jesús tuvo que plantearse de nuevo; la respuesta a esa pregunta será una larga lista de títulos: Mesías (Cristo), profeta, hijo del hombre, siervo de Dios, Señor, Salvador, Hijo de Dios... No existe título que sea suficiente para expresar quién es Jesús. Pero, con el tiempo, uno de esos títulos se fue imponiendo a los demás: Jesús es el Hijo de Dios.

 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 


! Cuántas veces nos hemos escuchado a los evangélicos y demás grupos religiosos ¡ acusar a los católicos de adorar a " María " como si fuera una "Diosa"; desobedeciendo así el primer mandamiento de la ley de Dios dado a Moisés en el monte Sinaí, que dice: " Adorarás al señor tu Dios y sólo a él darás culto ". (Deuteronomio 6,13), " no tendrás otros Dioses a parte de mi" (Exodo 20, 3). Este ataque de las sectas no tiene fundamento, pues conociendo bien la Palabra se aclara cual es lugar de Maria en la Biblia. Conozcamoslo:


 

 

 

 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

La acusación es el lenguaje de la oscuridad, el lenguaje de la luz es la intercesión. (Harold Caballeros, autor de "De Victoria en Victoria")

Le parecerá curioso al amable lector que un apologista católico comience su presentación así, citando a un escritor protestante. Eso es posible porque esta frase de Harold Caballeros está llena de buen sentido y de buena fe. Nunca he leído sus libros, la frase me llegó en esencia, por medio de un amigo que asiste a una iglesia bautista. Hablábamos de la intercesión y mi amigo me leyó esta hermosa parte que me pareció tan exacta. Dios tiene una manera de mostrarnos el camino a los misterios de su propósito, a veces en paradojas otras veces en maravillosos reflejos. Un ejemplo clásico de esto es la simetría entre Adán y Jesús. El primero comió del fruto del árbol (xylon) del bien y del mal y nos legó la muerte, mientras Jesús, en el milagro de la Eucaristía nos llama a comer del fruto de ese otro árbol, la cruz, (xylon) para que heredemos la vida. Estas simetrías maravillosas aparecen constantemente en las Sagradas Escrituras y en la Tradición y hombres santos de todos los tiempos se han maravillado al observar esta secreta trama que revela la inmanente gracia de Dios. Y la frase de Harold Caballeros, la contraposición luz-oscuridad con intercesión-acusación es contundente porque nos recuerda la diferencia entre Nuestro Señor el mediador para todos los tiempos, y el Diablo, el acusador que acusa a nuestros hermanos día y noche delante de Dios.

 

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 


Pregunta: Saludos. ¿Cómo puedo yo explicarle a alguien que María es Madre de Dios? Mi amigo testigo de Jehová y otros evangelicos me han preguntado sobre eso y yo quisiera explicarles con la Biblia y con la historia.Y si también pudieran poner por qué le llamamos Madre de la Iglesia. Ellos tienen libros y folletos donde hablan mal de nuestra fe. Ayúdenme por favor.


 

 

 

Libros recomendados

Please update your Flash Player to view content.