Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

El Doctor Martin Lutero puso la semilla e inició la Reforma Protestante en el año 1517 y es la razón por la cual hoy en día existen otras comunidades eclesiales separadas de la Iglesia Católica. Por esta razón, me ha parecido apropiado hablar de él, el primer "protestante". Invito al lector a que haga su propia investigación y que constate la veracidad de lo que aquí presento. Curiosamente, los trabajos de Lutero son un poco difíciles de encontrar. No se los encuentra fácilmente en cualquier librería Protestante, pero en cualquier buen biblioteca se los puede obtener.

El padre de la Reforma tuvo una niñez bastante dura. Sus padres lo golpeaban. En una ocasión su padre lo golpeo tan fuerte que él huyó de su casa. Este incidente causó que le guarde a su padre un resentimiento que le duró por mucho tiempo. Inició su viaje religioso un cierto día que atravesando un campo al ir a su casa fue sorprendido por una tormenta de rayos. Asustado por la agresividad de la tormenta y al ver como caían rayos por todas partes, ofreció una oración a Santa Ana, la Santa patrona de su familia, a quién hizo la promesa de que se convertiría en monje si se salvaba de la tormenta. Y así lo hizo, se unió a la orden Agustiniana. Este fue el primer error de su vida religiosa. Todos sabemos que para ser sacerdote, o monje, uno debe hacerlo por vocación, porque se siente el llamado; Martin Lutero, se hizo monje casi por "obligación" como él mismo lo comentó en una carta: "Cuando estaba aterrorizado y sobrellevado por el miedo a la muerte que veía que me venía, hice un voto involuntario y forzado". Como resultado, casi inmediatamente empezó su aversión por la Iglesia.

 

Cabe añadir que la Iglesia Católica estaba pasando por una etapa en la cual mucha gente dentro de ella era muy corrupta y pecadora, quienes torcían las doctrinas y enseñanzas de Cristo y de la Iglesia a su conveniencia. Eventualmente, obsesionado por reforma, Lutero, empezó a sacar fuera de contexto sus "estudios" Bíblicos. Y, cansado de los abusos de algunos de los que formaban parte de la Iglesia Católica, estalló, revelándose en contra de la misma con sus 95 tesis, la cuales clavó en la puerta de la Catedral de Wittenberg, Alemania.Sus ataques a la Iglesia crecían más y más con agresividad. Finalmente, terminó denominando al Papa como "el anti-cristo".

Cabe añadi que buscar reforma era algo muy deseable, sin embargo, la reforma debió haberse concentrado en extirpar la corrupción dentro de la Iglesia; no en cambiar y rechazar, basándose en la interpretación privada de las Escrituras, las doctrinas y enseñanzas dadas por Jesucristo y transmitidas por los Apóstoles desde el principio de la Cristiandad.

La imprenta, la cual había sido inventada recientemente, fue una gran aliada para esparcir sus creencias por toda Europa. Sus panfletos se imprimían por miles, y eran esparcidos. La gente quedaba sorprendida al recibir tanta literatura en masa por primera vez.

Sus doctrinas causaron caos. Sola Scriptura (la doctrina que dice que la doctrina debe venir sólo de la Biblia), y la libre interpretación de la Biblia, produjeron desorden. Irónicamente, ninguna de estas dos doctrinas está en la Escrituras. (Ver mi documento acerca de Sola Scriptura).

Lutero se lamentaba por lo que había hecho:

"Este no quiere oír de Bautismo, y ese otro niega el sacramento, otro pone un mundo entre este y el último día: algunos enseñan que Cristo no es Dios, algunos dicen esto, otros dicen esto otro: hay tantas sectas y credos como hay cabezas. Cualquier don nadie se cree mensajero de Dios y cuando él sueña y tiene fantasías, él se cree que es inspirado por el Espíritu Santo e insiste que debe ser aceptado como profeta." De Wette III, 61. Citado en O'Hare, LAS REALIDADES ACERCA DE LUTERO, 208.

Bueno, ya que lo menciona, bien podría unirse él mismo al grupo de aquellos de los cuales él está hablando.

"Nobles, pueblerinos, plebeyos, todas las clases entienden el Evangelio mejor que yo o San Pablo; ellos son ahora sabios y se creen más eruditos que todos los ministros." Walch XIV, 1360. Citado en O'Hare, Ibid, 209.

Lutero reconocía lo malo de lo que había hecho. Había abierto la puerta al error y se veía incapaz de cerrarla. Había dejado salir al genio de la botella y era muy tarde para hacerlo volver a ella.

Años mas tarde, Lutero reconocía: "Nosotros aceptamos - como debemos hacerlo - que mucho de lo que ellos [la Iglesia Católica] enseñan es verdad: El papado tiene la palabra de Dios y la oficina de los Apóstoles, y que nosotros hemos recibido las Sagradas Escrituras, Bautismo, el Sacramento, y el púlpito de ellos. Que sabríamos nosotros si no fuese por ellos?" (Sermón sobre el Evangelio de San Juan, Capítulos 14-16 (1537), en vol. 24 de LOS TRABAJOS DE LUTERO. St. Louis, Mo., Concordia, 1961, 304)

 

En 1539, Martin Lutero y sus seguidores, Felipe Melanchthon y Martin Bucer personalmente aprobaron el matrimonio bígamo de uno de sus aliados, Felipe Langrave de Hesse, por razones de expediencia política. Aparentemente, Felipe llevaba una vida promiscua e inmoral aunque se había convertido al luteranismo en 1524 y era uno de los que había firmado la Confesión Luterana de Augsburg en 1530. Cuando la bigamia fue finalmente expuesta, Lutero calificó la situación como necesaria para la causa de "la Iglesia Cristiana"!! Irónicamente el Papa, a quien Lutero acusaba de ser el "anti-Cristo", se opuso, más o menos por esa misma fecha cuando Lutero estaba aceptando la bigamia, a concederle el divorcio a Enrique VIII a pesar del colapso político que el Papa sabría que vendría, y aunque que él había dado a Enrique VIII el título de "Defensor de la Verdad" por oponerse a Protestantismo y ser aliado de la Iglesia Católica. ¿Como es que el "anti-Cristo" pudo defender firmemente el matrimonio, como Cristo lo hizo, mientras que el "Gran Reformista" había cedido tan fácilmente y aprobado este pecado tan obvio por motivos políticos?

Lutero además de sacar los libros deuterocanónicos (llamados apócrifos o apócrifa por Evangélicos) del Antiguo Testamento, lo cual, desafortunadamente, han sido también rechazados por todos los Evangélicos y Protestantes hoy en día, también rechazaba otros libros del Nuevo Testamento, los cuales, afortunadamente, no fueron rechazados por las comunidades eclesiales separadas de la Iglesia Católica.
Esto era lo que él decía de la Carta de Santiago:

"... La Epístola de Santiago es una epístola llena de paja, porque no contiene nada evangélico." (Prefacio al Nuevo Testamento)

También escribió en contra del Libro de Revelaciones o Apocalipsis:

"... A mi parecer [el Libro de Revelaciones] no tiene ningún indicio de carácter apostólico o profético... Cada quien puede formar su propio juicio de este libro; personalmente, le tengo antipatía, y para mi eso es razón suficiente para rechazarlo." (Sammtliche Werke, 63, pp. 169-170)

 

Sin embargo, el utilizaba el Libro de Revelaciones para acusar a la Iglesia Católica de ser "La Ramera de Babilonia" (Ver mi documento sobre este tema) Y estos no eran los únicos libros que él rechazaba del Nuevo Testamento. También rechazaba 2 Pedro, 2 y 3 de Juan, Judas, Hebreos entre otros.

Al juzgar las Sagradas Escrituras ¿no estaba juzgando a Dios mismo? Estoy seguro que expresarse de esa manera de las Escrituras, causa escándalo hasta en los mismos Evangélicos o Protestantes de hoy en día. Bueno, exactamente lo mismo él hizo con los libros deuterocanónicos que los Evangélicos llaman hoy apócrifos y no aceptan. Así que [sarcásticamente] ¿de que se escandalizan? No les hace pensar que si Lutero no aceptaba ni siquiera libros del Nuevo Testamento porque ese era su parecer, su punto de vista, así mismo no aceptó los libros deuterocanónicos del Antiguo Testamento porque también era su parecer; libros que han formado parte de las Sagradas Escrituras Cristianas desde el principio de la Cristiandad?

El libro de Santiago contiene la prueba indeleble que tanto fe como Obras de la fe (muy diferente a obras de la ley) son necesarias para la Salvación (Santiago 2:14-26). Sin embargo, estas enseñanzas iban en contra de Sola Fide (solamente la fe es necesaria para la salvación) que era la doctrina falsa que enseñaba Lutero. Por eso le interesaba a Lutero deshacerse de esta epístola, al igual que le interesaba deshacerse de los libros deuterocanónicos del Antiguo Testamento porque estos tenían también pruebas indelebles de doctrinas como el Purgatorio, entre otras. Y así lo hizo, la publicación de su primera Biblia contenía los deuterocanónicos, pero en su discusión con Liepigz acerca del Purgatorio, minimizó a estos libros, cuando su contrincante los citó como prueba indeleble que el Purgatorio si existe. Lutero luego procedió a sacarlos de su Biblia.

Su aberración con la doctrina de Sola Fide llegó tan lejos que hasta aumentó palabras a las Santas Escrituras. En Romanos 3:28 aumentó la palabra "solamente" en la traducción de su Biblia:"Así que, concluimos que un hombre es justificado por la fe [solamente] sin las obras de la ley."


La palabra "solamente" no está en los escritos originales Griegos de la Biblia en Romanos 3:28. La palabra para "solamente" en Griego es monon. La concordancia es la siguiente:

Español

Griego

Así que,

oun
concluímos

logizomai

que un hombre

anthropos
es justificado

dikaioo
por la fe

pistis

sin

choris
las obras

ergon

de la ley.

nomos

Vemos que la palabra monon, no aparece por ningún lado en este versículo. El único versículo de la Biblia donde las palabras "fe" (pistis) y "solamente" (monon) aparecen juntas es en Santiago 2:24, y esto es lo que dice: "Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe."

 

Y por supuesto, no es necesario poner en claro que aquí no hay contradicción con Romanos 3:28, ya que cuando la palabra "ley" es utilizada en cualquier lado de la Biblia, se refiere a las Ley de Moisés (Circuncisión, sacrificios animales, guardar el Sabat o Sábado, leyes dietéticas Kosher, etc.), las cuales sabemos que los Cristianos no tenemos que seguir y que eran leyes que los judíos seguían esperando que su justificación venga de ellas, de su propio esfuerzo, sin tomar en cuenta la fe y la confianza en Dios. El Apóstol Pablo, en Romanos 3:28, se estaba refiriendo particularmente a la circuncisión. Esto es claro si continuamos leyendo el contexto:

Rom 3:28 Así que, concluimos que un hombre es justificado por la fe sin las obras de la ley.

Rom 3:29 ¿Es Dios solamente Dios de los Judíos? ¿No es también Dios de los Gentiles? efectivamente, también de los Gentiles.

Rom 3:30 Porque Dios es uno, el cual justificará por la fe la circuncisión, y por medio de la fe la incircucisión.

Romanos 3:30 pone en claro a lo que se refería el Apóstol Pablo, los gentiles no eran circuncidados mientras que los judíos si, y había debate en aquel tiempo acerca de que si los gentiles deberían circuncidarse para poder ser Cristianos. Este debate no terminó hasta el Concilio de Jerusalén (Hechos 15). A pesar de que habían disensiones, la Iglesia se mantuvo unida, no hubo separación como sucedería con Iglesias Evangélicas si algo así se diera el día de hoy.

 

Cuando sus seguidores le preguntaron que contestar cuando un católico los acusa de haber aumentado la palabra "solamente" a las escrituras, esto es lo que Lutero les contestó que debían responder:

"Si tu Papista [así llamaba él a los católicos] te molesta por la palabra [solamente], dile directamente, el Dr. Martin Lutero así lo ha dicho: Papista y asno son uno y la misma cosa. Quien no tenga mi traducción [de la Biblia], déjalo no más: el diablo le agradecerá al que la censura sin mi voluntad y sin que yo sepa. Así lo ha dicho Lutero, y él es un doctor por encima de todos los doctores del Papismo." Discusión Amic., 1, 127

Que arrogancia!, se está elevando por encima de cualquier otra persona de la Tierra. ¿Es que acaso el Evangelio que él tanto decía seguir no nos enseña humildad y respeto para con todos a pesar que no estén de tu lado? Al Dr. Martin Lutero le gustaba ignorar las Escrituras, esto es muy claro si vemos que en la misma Carta a los Romanos encontramos los siguientes versículos:

Rom 2:5 Mas por tu dureza, y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la manifestación del justo juicio de Dios;

Rom 2:6El cual pagará a cada uno conforme a sus obras:

Rom 2:7 A los que perseverando en hacer el bien, buscan gloria y honra e inmortalidad, la vida eterna.

Rom 2:8Mas a los que son contenciosos, y no obedecen a la verdad, antes obedecen á la injusticia, enojo é ira;

Rom 2:9 Tribulación y angustia sobre toda persona humana que obra lo malo, el Judío primeramente, y también el Griego.

 

Asi mismo, creo que no es necesario citar, por toda la Biblia hay versículos pidiéndonos que nos mantengamos lejos del pecado y lejos de la tentación. Sin embargo, esto nos dice el Dr. Martin Lutero:

"Si tu eres un predicador de gracia, entonces predica una verdad y no gracia ficticia; si la gracia es verdad, tu debes llevar un pecado verdadero y no ficticio. Dios no salva a la gente que son solamente pecadores ficticios. Sé un pecador y peca valientemente, pero cree y regocíjate en Cristo aún más valientemente... mientras estemos aquí [en este mundo] tenemos que pecar... Ningún pecado nos va a separar del Cordero, aún cuando cometamos fornicación y asesinato miles de veces al día." Carta a Melanchthon, Agosto 1, 1521. LOS TRABAJOS DE LUTERO, vol. 48

Escandalizante ¿verdad? Y sobre todo muy opuesto a lo que las Escrituras nos dirían. Es que esto se deriva de su doctrina falsa de Sola Fide. Ya que él creía que solamente la fe te iba a salvar, entonces podías pecar todo lo que querías, ya que "la naturaleza humana es de pecado" pero mientras tuvieras fe, te salvarías. Esto es una doctrina muy falsa. Si bien obras que vienen de tu propio esfuerzo no contribuyen en nada para salvarte y la fe te abre las puertas a la salvación, si esa fe no da frutos con obras de la fe (muy diferente a "obras de la ley", ver Rom 1:5, Rom 16:26), las cuales no son obras que salen de tu propio esfuerzo (Efesos 2:10), esa fe es una fe inútil (Santiago 2:17, 2:26). La fe obra con sus obras y con esas obras esa fe se perfecciona (Santiago 2:22). Por lo tanto, la fe y las obras de la fe son inseparables. Para la salvación necesitas ambas cosas: la fe y obras de la fe

 

Si bien era muy condenable la corrupción de los que formaban parte de la Iglesia Católica en aquel tiempo en lo que se refiere a la Inquisición, indulgencias, entre otras cosas, que se había dado porque había cizaña infiltrándose en la Iglesia, a pesar de que la semilla era buena (la semilla es Cristo, los Apóstoles, otros mártires y Santos), la semilla que engendró el Protestantismo y las Iglesias Evangélicas, el cual fue Lutero, ya que él fue el primer Evangélico o Protestante quien empezó y dio la pauta para todas la doctrinas Evangélicas, era de la misma calaña que los que hacían las atrocidades dentro de la Iglesia Católica. El estaba muy a favor de la Inquisición y muchas veces hacía llamados para matanzas y asesinato: Riffel, Kirchengeschichte:

"No se debe entrar en disputa con los herejes, sino que deben ser condenados sin oírlos, y hacerlos perecer en el fuego. El fiel debería perseguir la maldad a sus raíces, y bañar sus cabezas en la sangre de los obispos Católicos, y del Papa quien es el diablo en disfraz."

 

Walch, XVIII, 245.

"Acerca del Papa, cardinales, obispos, "y toda la camada de la Sodoma Romana", por qué no atacarlos con todo tipo de arma y lavar nuestras manos en su sangre?"

Es increíble como se va en contra de las Escrituras. Estamos hablando del hombre que puso la semilla para todas las doctrinas protestantes o evangélicas!

Lutero minimizaba a las mujeres:

"La Palabra y Obras de Dios son bastante claras, que las mujeres fueron hechas solamente para ser esposas o prostitutas." LOS TRABAJOS DE LUTERO 12.94

Yo no creo que Dios haya hecho a una mujer para ser prostituta.

"Aún cuando ellas se cansen y se gasten con los embarazos y dando a luz, no importa; déjenlas que continúen dando a luz hasta que mueran, que para eso están." LOS TRABAJOS DE LUTERO 20.84

Lutero era también bastante anti-semítico al final de su vida.

 

"Nosotros tenemos la culpa por no matarlos [a los Judíos]."

Acerca de los Judios y sus mentiras", 1543

Nuevamente incita el asesinato de gente inocente.

"Primero, sus sinagogas o Iglesias (sic) deberían ser incendiadas, y cualquier cosa que no se queme debería ser cubierta o esparcida con tierra para que nadie pueda ver ni quede ni una pisca o piedrita de ellas.
Segundo, sus casas deberían, asi mismo, ser desmanteladas y destruidas.
Tercero, deberían ser privados de sus libros de oración y Talmuds en los cuales cosas tales como idolatría, mentiras, maldiciones y blasfemia son enseñadas.


Cuarto, sus rabinos deben ser prohibidos, bajo amenaza de muerte, de enseñar más.
Quinto, pasaportes y privilegios de viaje deberían ser absolutamente prohibidos a los Judíos.
Sexto, se les debería evitar que hagan negocios. Todo su efectivo y sus objetos de plata y oro se les deberían ser quitados y guardados lejos de ellos.
Séptimo, que los Judíos y Judías jóvenes se les de cegadora, hacha, haz, rastrillo, pala, pico y que se les haga ganar el pan con el sudor de sus narices..." "Acerca de los Judíos y sus Mentiras", 1543

Trágicamente, todo esto y en ese orden fué adoptado y llevado a cabo a los Judíos por los Nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Al final, terminaron también haciendo lo que él dijo: matarlos a todos.

Lutero tenía la costumbre de insultar, condenar, y maldecir, de su propia autoridad y juicio, al Papa y a sus obispos. Acusaba al Sumo Pontífice de ser Satanás, muchas veces se le escuchó decir: "El Papa es el Diablo en disfraz", "el Papa nació del trasero del Diablo", "el Papa es el anticristo", etc.

 

Como nota final, dando algo que pensar, quisiera citar una advertencia de las Escrituras de la Epístola de Judas la cual le queda a la talla de Lutero, acerca de aquellos que quieren enseñar cosas distintas a lo que enseña la Iglesia Original y se revelan en contra de la misma, insultándola y desacreditándola.

"Como Sodoma y Gomorra, y las ciudades comarcanas, las cuales de la misma manera que ellos habían fornicado, y habían seguido la carne extraña, fueron puestas como ejemplo: sufriendo el juicio del fuego eterno. De la misma manera también estos soñadores amancillan la carne, y menosprecian a los que tienen la autoridad, y blasfeman en contra de las dignidades. Sin embargo, cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputándose el cuerpo de Moisés, no se atrevió a usar un juicio de maldición contra él, sino que dijo: Que el Señor te reprenda. Pero estos maldicen las cosas que no conocen; y en las cosas que naturalmente conocen, se corrompen en ellas, como bestias brutas. ¡Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín, y se lanzaron en el error de Balaam por recompensa, y perecieron en la rebelión de Coré. Mas vosotros, amados, tened memoria de las palabras que antes han sido dichas por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo; Como os decían: Que en el postrer de los tiempo habría burladores, que andarían según sus malvados deseos. Estos son los que causan divisiones, hombres naturales, sin el Espíritu." (Judas, 9-19)

 

Cada quien haga su juicio, pero a mi me parece que esto le entalla perfecto a Martin Lutero, y para confirmarlo mas aún leamos Números 16 para entender a que se refiere Judas 11 cuando habla de la "rebelión de Coré". Tomemos en cuenta, que Coré y sus seguidores eran parte de la Tribu de Leví, así que todos ellos eran Sacerdotes. Pero a pesar que todos ellos eran Sacerdotes, a Dios no le gusto que tomen el lugar de aquellos que El había escogido y como tales El había dado autoridad.

 

Poniendo un toque personal a este documento, a mi parecer Martin Lutero era un loco, nada más y nada menos, una persona perturbada por una niñez rocosa, y por una vida monástica a la cual se vio obligado a llevar. Le dio a la Biblia el significado que el quería, ignorando y cambiando las Escrituras a su conveniencia, revelándose y separándose de la Iglesia que Jesucristo fundó, la cual si bien es cierto, tenía dentro de ella cizaña que debía ser extirpada separándola del trigo, pero cuyas bases y doctrinas nos vienen directamente de Cristo y de los Apóstoles. Las doctrinas de Lutero: Sola Scriptura (La Biblia es la única fuente de doctrina y no necesitamos nada más), Sola Fide (Solo la fe es necesaria para la salvación), Sacerdocio General (no necesitamos autoridad) entre otras, aún son seguidas asiduamente por muchos Evangélicos, al igual que su mutilación a las Sagradas Escrituras al rechazar varios libros de las mismas. Pero dejo que la gente mismo juzgue y nuevamente invito a que investiguen más y que constaten lo que he puesto aquí acerca del Padre del Protestantismo.

 

César B. Granda

N.d.R: Para evitar correo SPAM, puede enviar su mensaje acerca de este artículo usando nuestra dirección: nosotros se lo hacemos llegar al autor.
Dios te siga bendiciendo

Como Responder a los Tstigos de JEhova Como responder a los testigos de Jehova
Respuestas Catolicas Inmediatas Respuestas catolicas inmediatas

 

Libros recomendados

Please update your Flash Player to view content.